Cultura

Belleza y Fatalidad en Barry Lyndon

SPOILER PARA QUIEN NO LA HA VISTO

Me llama la atención de sobremanera la película y el humanismo que se encuentra en Barry Lyndon, que contiene en sí aquella humanidad agotada, descarnada y terrible producto de decisiones, valores y aspiraciones traspuestos a los eventos que suceden en la vida y que no somos capaces de controlar. Todo esto dando paso a una redención futura que se presenta como última esperanza, como luz ante la gran torpeza humana y nuestro ser interno que nos intenta proteger de la vida, de los demás y especialmente de nosotros mismos. (más…)

La Estrella Personal

Recordando (y recomendando a los valientes) la obra de Eliphas Levi, Dogma y Ritual de la Alta Magia, sobre la claridad lógica con que se refiere a las influencias planetarias y sus emanaciones sobre nosotros…

Tal como el niño en el vientre de la madre recibe todas las energías que emanan de ella y las incorpora, así también recibe desde el cielo las impresiones atmosféricas que estaban al momento de él nacer. Aquellas influencias se graban en él y lo caracterizan en sus desafíos y fortalezas personales. (más…)

Dioses intermediarios y sacrificios; Analogía y Realidad

La humanidad venera a sus dioses. El Sol dispuesto en el cielo, analógicamente es hacia donde queremos aspirar. Su luz nos baña y llama ejemplificando a la luz espiritual, a la luz de salvación, a la fertilidad y da vida a todo lo hermoso que pudiese habitar este planeta. La sombra que obstaculiza a este astro, producida por cualquier objeto que impida que la luz nos llegue, es la oscuridad. La noche cuando el Sol se aleja de nosotros es pura oscuridad y la Luna nos observa como esfera sin luz propia, silenciosa y prudente sabiendo que el Sol vendrá otra vez. Estos son nuestros dioses; el Sol, La Luna y la sombra el elemento que priva de luz y notificamos su ausencia. Cuando la sombra nos enfría nos movemos hacia el Sol y cuando abrimos los ojos al despertar sabemos que lo vemos a Él de nuevo. (más…)

Péladan y Guaita

Christopher McIntosh escribe en su obra “The Rosicrucians” un capítulo bastante interesante sobre Péladan y Guaita; su alianza, enemistad y cercanía con el Arte. Sobre este capítulo voy a hacer un resumen y a ahondar de manera personal en la faceta artística de Péladan ya que es interesante el vínculo con el Arte, el placer estético, la performance y la experiencia creadora que ambos desarrollaron. (más…)

La Flauta Mágica

La Hora del Lobo dirigida por Ingmar Bergman nos muestra como al protagonista y a una gran cantidad de personajes (seres, monstruos, fantasmas provenientes de algún recóndito paisaje subconsciente del hombre) se les presenta a modo de espectáculo un fragmento de La Flauta Mágica. En ella, (desde el minuto 48 de la ópera) Tamino busca desesperado a Pamina y ya abatido se pregunta si Pamina aún está con vida…

¿Oh noche eterna, cuando te disiparás? ¿Cuándo encontrarán mis ojos la luz?

Pronto, pronto joven o nunca.

¿Pronto, pronto o nunca? Invisibles digan…¿vive Pamina aún…?

A lo que las voces invisibles le responden: Pamina, Pamina aún vive.

(más…)

Visitando a un escritor

La librería me pareció como si se viera pequeña y concisa, sin embargo (y ya que estamos hablando de esoterismo) energéticamente no se sentía aquello. Había un silencio atento, pues las energías radicadas en el altar y los libros dispuestos, analizaban a cada persona que entraba, incluyéndome a mí. (más…)

La Anagogía en el Arte

El Artista propone una realidad para retratar por medio de la expresión artística deseada. La toma y la re elabora.

Ahora bien, cuando el artista utiliza también simbolismo esotérico en su lenguaje, no solo propone una realidad sino que también la Dirige. Esto es lo que hacían grandes artistas como Botticelli, Leonardo o Piero Di Cosimo, canalizaban energías planetarias y dejaban mensajes crípticos, verdaderos pentáculos de sus obras… (más…)

El Verbo se hizo Carne

Estoy convencida que cada vez que surge de algún labio el nombre de algún dios, bajo cualquier cultura, este último despierta y Vive, la frase el verbo se hizo carne no puede ser más clara en esto. El lenguaje lo hace real, nuestros ritos le dan forma y vamos así condicionando una realidad y una meta realidad en donde este dios nos estará esperando con los brazos abiertos al momento en que dejemos este mundo.

(más…)

Sobre ser mujer y ver películas de Ingmar Bergman

En Persona Bibi Andersson se llama Alma, en La Vergüenza LivUllmann se llama Alma, en La Hora del Lobo también Liv Ullmann se llama Alma.
Todo partió así; me he sobrecargado, intelectual y emocionalmente, con un combo de películas de Bergman que encontré en un canal de Youtube…sí…mientras trabajaba y en una pequeña pantallita de la esquina superior izquierda de mi computador (en no muy buena calidad), las veía al momento en que hacía retoque digital.

(más…)

La Montaña Mágica

(¡Para los que ya la hayan leído!) Me acabo de leer La Montaña Mágica y quedé mal…mal porque no entiendo el final tan injusto que vive el protagonista, al que después de la página 900 créeme que le llegas a tener un cariño importante. Durante esas más de 1000 páginas los elaboraste con tanto cuidado, que no estás preparado para dejarlos ir.
Dejarlos ir es como efectivamente arrojarlos al mundo miserable que vive esa Europa en los años previos y durante la primera guerra mundial. Porque el futuro se vuelve lúgubre de donde ni una transmutación ni sentimientos de amor pudiese surgir.

(más…)