Dioses intermediarios y sacrificios; Analogía y Realidad

La humanidad venera a sus dioses. El Sol dispuesto en el cielo, analógicamente es hacia donde queremos aspirar. Su luz nos baña y llama ejemplificando a la luz espiritual, a la luz de salvación, a la fertilidad y da vida a todo lo hermoso que pudiese habitar este planeta. La sombra que obstaculiza a este astro, producida por cualquier objeto que impida que la luz nos llegue, es la oscuridad. La noche cuando el Sol se aleja de nosotros es pura oscuridad y la Luna nos observa como esfera sin luz propia, silenciosa y prudente sabiendo que el Sol vendrá otra vez. Estos son nuestros dioses; el Sol, La Luna y la sombra el elemento que priva de luz y notificamos su ausencia. Cuando la sombra nos enfría nos movemos hacia el Sol y cuando abrimos los ojos al despertar sabemos que lo vemos a Él de nuevo.

Entre nosotros y nuestro Dios representado por El Sol, hay más dioses; Demiurgos, genios (daemon) caricaturizados como los genios de la lámpara, Jehová, Devas, los Loas vudú, etc… ellos son intermediarios capaces de bendecirnos o castigarnos.

Los intermediarios son mitad divinos, pues vibran en otros planos que difieren al de nosotros, sin embargo poseen facetas humanas oscuras y luminosas…intermediarios hacia arriba e intermediarios hacia abajo. Además de eso, algunos están asociados a elementos de la naturaleza y a elementales. Es por esto que en numerosas ocasiones no se relacionan desde la ética humana y si se les pide algo, siempre aquello debe ser pagado (lo cual es lógico, pues es parte de la ley de equilibrio universal).

Desde el origen de la humanidad se les ha venerado con entusiasmo. En esa veneración convergen diversos elementos que pondré como ejemplo (y hay muchos más también); primero la necesidad de calmar fenómenos climáticos asociados a carencias que grupos culturales primitivos podrían haber vivido (como un pueblo que sufre de sequía, hace un sacrificio para que pueda llover), hacer un “negocio” con tu propia alma para poder alcanzar metas de carácter material, sanación de un hijo enfermo, etc…, realizar sacrificios de terceros a modo de ofrenda para poder alcanzar puestos de poder y la gloria personal en este mundo, buscar venganza pagándole a un brujo que se conecte con ellos y los dañe (como en el vudú por ejemplo) y así hay muchas más.

Entonces vemos semidioses que habitan todos los planos imperceptibles a nosotros y en todas sus escalas…algunos oscuros, otros más luminosos, otros ligados a elementales y a espacios naturales. Conocerlos y respetarlos está bien, sin embargo adorarlos, pedirles y retribuirles significa un acto de riesgo.

Los sacrificios humanos han existido desde el origen de la humanidad y muchas veces debido a aquellos lazos con entidades semidioses. El pueblo piensa que es un acercamiento a Dios…al Sol, sin embargo no pasa de los planos medios su ofrenda ni tampoco puede vislumbrar positivamente la carga de karma que puede la persona llevar a cargar por medio de estas acciones.

Ahora bien, recuerdo la momia del niño inca encontrada en el cerro El Plomo…aquél niño dado en ofrenda fue drogado y dormido, no vivió sufrimiento y el objetivo del pueblo inca era que él se transformara en espíritu del cerro, que los ayudara a vigilar y a nutrir desde arriba. De alguna manera había una proyección de su alma. Jamás apoyaría un sacrificio humano, sin embargo estamos hablando de una situación en donde el sentido buscado era noble vs otros sacrificios en donde el objetivo es el sufrimiento humano y la liberación energética que eso significa. La persona a cargo del ritual actúa como verdadero vampiro energético encarnando al semi dios, canalizando la energía del sufriente y alimentándose de ella.

Pensemos en el dios Pan…aquella poderosa faceta masculina que fertiliza la tierra. Imagen representante del paganismo, asociado a Saturno, a la fiesta, vino y excesos. Luego llega el cristianismo y desvirtúa su figura, se transforma en satanás.

Su figura icónica reúne al dios Pan desvirtuado, al Baphomet de los templarios y a Abraxas. Las dos últimas son figuras dualistas y en conjunto con la primera forman a la imagen del Macho cabrío de Méndez diseñada por Eliphas Levi. Aquella figura confunde y se le teme, sin embargo entre ella y el ying yang no hay mucha diferencia. Muestra la dualidad por medio del Sol, la Luna, la estrella de 5 puntas mirando hacia arriba y el falo representado por el Caduceo mercurial. En sus brazos están los axiomas disuelve y coagula…emblemas mágicos asociados al concepto de “retener y liberar” de inhalar y exhalar, confirmando así a los opuestos y a la responsabilidad personal.

Describiendo esta imagen me interesa poder situar el origen de ciertos íconos que tras ser manoseados se transforman en espanta pájaros atroces dirigidos por gente de poder para aterroriza a la sociedad. Así también la imagen convoca a personas confundidas y patológicas que creen venerar en ella a una poderosa figura “satánica”, sin embargo es un símbolo sincrético que representa a una energía de “sombra” un ser intermedio compuesto por todas estas bases antiguas pertenecientes a notables corrientes dualistas. O sea, ni siquiera es lo que ellos creen que es.

Vudu

Ceremonia Vudú

Ahora bien, dando como base la definición de los dioses intermedios, de hablar de la confusión de las masas y de las negociaciones que han llevado a cabo personas cada obtener ciertos objetivos determinados, pensaríamos entonces que en estos días modernos no existirían ya muchas situaciones de veneración a semidioses y demonios. Que es algo del pasado.

Podríamos sorprendernos al descubrir que ciertos políticos los llevan a cabo y con bastante frecuencia.

Líderes de poder a nivel mundial unidos en grupos satánicos…el famoso grupo satánico “El Noveno Círculo”, La secta “Bohemian Grove”, grupos de elite illuminati  y más, que bien fueron representados en la obra de Kubrick “Ojos bien cerrados”.

 

ojos-bien-cerrados-eyes-wide-shut

Ojos bien Cerrados

bohemian grove

Bohemian Grove

El 1 de Junio en Suiza fue la inauguración del túnel ferroviario San Gotardo. La ceremonia nos sorprendió a todos, pues incorporaba numerosos elementos paganos como el Macho Cabrío, seres peludos provenientes de la naturaleza, instrumentos musicales relacionados al folclor suizo, la mujer vestida de rojo haciendo alusión a la fertilidad, etc… sin embargo hay una cierta dicotomía sospechosa ya que todos esos elementos se fusionan con simbología egipcia y masona; los tres escarabajos, el ojo que todo lo ve, el ángel luciferino que desciende del cielo, entre otros. Y no sólo eso sino que además nos presenta una línea un tanto oscura. El Macho Cabrío lo podemos entender como elemento identitario Suizo presentado como la Cabra que mora los Alpes Suizos, sin embargo la ceremonia abusa visiblemente de este símbolo y lo posesiona como director de ceremonia, como consorte de la mujer de rojo, su cara maligna como fondo en el telón al momento de suspenderse los tres escarabajos, etc…

 

 

tunel

tunel2

Inauguración particular de túnel de San Gotardo

 

Sucede que el paganismo es mucho más que sólo el Macho Cabrío, por lo que sumado a los otros elementos presentes, da para desconfiar de cualquier ingenuidad.

Pienso es los rituales de Mitra, en los de Eleusis y esta pretenciosa danza inaugural se aleja mucho de aquella sabiduría ancestral. Porque claramente está llamando a otras fuerzas oscuras e intermediarias de manera burda y descarada.

Me parece que creer en que estos dioses son el todo (el todo oscuro en este caso) es como creer que los políticos son los salvadores del Universo. Resulta además en que hay una graciosa analogía entre el dios intermediario y el político, quien también representa a su vez a un ser intermediario entre el “estado” y el pueblo.

Pienso en otras obras que hablen de paganismo, de sacrificio, pero que sea desde el Arte…osea, desde el verdadero poder humano…el de la creatividad y crear sin necesidad de destrucción. Recuerdo el ballet La consagración de la primavera (de Stravinsky) en donde en un ritual para llamar a la fertilidad, una mujer vestida de rojo (en la versión de Pina Bausch), debía bailar hasta morir. Aquella obra es intensa, sensible, poderosa… ¿Se hace necesario rituales de sacrificio real? ¡NO! Porque se trabaja desde la analogía en donde el acto real no es necesario y puede ser emulado en intensidad. Ahora bien ¿están los políticos, satánicos, fanáticos y enfermos hablando de fertilidad y prosperidad? ¡NO! Están hablando de poder, de pagos y de temor. De jugar a ser ellos los dioses desde la oscuridad. Kubrick nos habló bien de esto en “Ojos bien Cerrados” y falleció durante el montaje de la obra.

 

hqdefault

Pina Bausch Sacrificio de la Primavera

Todo esto que vemos ahora tan abiertamente…con sacrificios y redes de políticos enfermos que intentan dirigir una sociedad hacia la catástrofe, es que ellos no son más libres que nosotros. Están atados a sus dioses intermediarios oscuros y no quisiera ser uno de ellos al momento de su muerte porque no creo que ni un poquito de individualidad consciente de ellos sobreviva.

No quería hablar acá sobre complots y teorías conspirativas ya que no es mi campo, sin embargo es importante determinar que sus herramientas de terror no deben intimidar a la gente. Hay un blog interesante sobre este tema en particular www.nomoriridiota.blogspot.cl para quien desee profundizar esto.

Ningún sacrificio ha de ser necesario desde nuestro poder creativo análogo y evadiendo, pero sí respetando, a dioses intermediarios que puedan facilitarte cosas para cobrarte después. El libre albedrío nos dio esta responsabilidad de tomar nosotros nuestras propias decisiones y pagar mediante karma, las que han sido mal tomadas. Lo importante es que cada uno de nosotros tenemos la misma invitación, que es la de desarrollar nuestra libertad y responsabilidad personal. Ir directo al Sol, en donde ese viaje ni la muerte ni el sufrimiento terrenal podrá detener.